El amor romántico

Comenzando con historias de un verdadero y espontáneo amor,

así conocí al opresor, lo confundí con detalles y atención,

cuando era lo normal de cualquier relación.

Creí ciegamente en él y por completo me entregué.

Me apuñaló e invisibilizó y al final nada de mí quedó.

Me juró que nunca me abandonaría, aunque  no mencionó,

que me amenazaría y atacaría, pero claro todo por amor.

Me dijo que era más importante que su propia vida,

y sin saberlo se adueñó e intentó quitarme la mía.

Me ofreció algo eterno, pero nunca imaginé

que en la eternidad me fuera yo a martirizar.

Al opresor se le llega a normalizar,

se le llega a romantizar

la violencia por las que a muchas  ha hecho pasar.

El opresor es ese amor romántico, que jura,

se obsesiona, agrede y mata.

 

 

Recuerden que el amor no debe doler.

 

 

Anuncios

2 comentarios en “El amor romántico”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s